A mi gato se le cae mucho el pelo ¿qué puedo hacer?

banner_horoscopo

No somos capaces de evitar que a nuestro gato se le caiga el pelo, pero hay cosas que podemos hacer para minimizarlo. El pelaje de los gatos se renueva de forma constante a lo largo de su vida, por lo que la pérdida de pelo regular o estacional es perfectamente normal. También hay que tener presente que, conforme nuestro gato se hace mayor, cada vez tendrá menos pelo y eso es propio de la edad y de los cambios en la alimentación, que también pueden modificar su patrón de muda.

evitar-caida-pelo-gatos

Así, la raza de tu gato, el estado de su salud, los cambios estacionales, los factores climatológicos o su edad, pueden influir en su pérdida de pelo.

Debemos tener en cuenta que hay una época de “muda” en la que el gato soltará más pelo de lo habitual. Es aconsejable no bañar más de una vez al mes a tu gato.

La alimentación es un factor clave, una dieta rica en vitaminas y grasas (omega 3 y 6), tiene beneficios emolientes que humectan la piel del gato y por ello reducen la caída del pelo.

Otra alternativa aconsejable es pedirle al veterinario alguna sugerencia de alimentos saludable para nuestra mascota como las tarrinas de paté de salmón que tienen muchos aceites que son muy beneficiosos para la piel de los gatos.

Otra alternativa es usarla malta para gatos, es una especie de jarabe que se puede poner sobre la comida, o sobre el dedo, ya que a muchos felinos les gusta chuparla, esto le ayuda a expulsar naturalmente en las deposiciones las bolas de pelo de su sistema digestivo. La comida húmeda es la que mejor viene a la hora de minimizar la expulsión de pelo de los gatos.

Cepillar a tu gato a diario es también muy recomendable, hacerlo siempre con un cepillo para gatos y limpiar bien el cepillo una vez terminamos es básico. Sabemos que no les gusta el agua, pero sería ideal bañarles cada dos meses, con agua tibia y empezando por las patitas. Cortar el pelo a tu felino, con las herramientas adecuadas (nunca tijeras o maquinillas para personas), puede ser muy favorable y podría reducir la caída de su pelo.

En definitiva, un pelaje limpio y brillante es signo de salud en nuestro gato, mientras que la aparición de calvas puede ser el síntoma de alguna enfermedad. Entre las múltiples causas podemos señalar parásitos como los ácaros o las pulgas, hongos, intoxicaciones, quemaduras, alergias y enfermedades internas como tumores o trastornos hormonales.

También el uso de productos higiénicos no específicos para gatos, como un champú para perros o humanos, podría estar en el origen de una reacción alérgica que produzca caída del pelo.

Otra causa habitual es el estrés o el aburrimiento, que pueden desencadenar una actitud de acicalamiento excesivo por parte de nuestro gato y un lamido más frecuente que el habitual que puede llevar a la aparición de estas calvas.

En el caso del aburrimiento, conviene ofrecerle estímulos y jugar con él, para que deje de lamerse a todas horas.

 

One Response

  1. Andrea bernal 3 enero, 2016

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies