Territorio felino: el gato territorial

banner_horoscopo

¿Por qué el gato doméstico se adapta a la casa si es un animal territorial? Los gatos son animales territoriales, es cierto, pero el concepto de territorio para un gato es diferente que el que tenemos nosotros. El gato es territorial y su origen es salvaje, y los que tenemos gatos lo comprobamos diariamente.

El gato lleva siendo parte de la vida doméstica desde el Antiguo Egipcio y a lo largo de la historia ha cumplido papeles muy distintos en la vida de los humanos, adaptándose en cierto modo a convivir con nosotros, sobre todo si somos su fuente principal de alimentación, y también de cariños.

Pero las raíces de los gatos se mantienen mucho más arraigadas que en otros animales domésticos. Una de ellas es la que los humanos hemos decidido llamar territorio felino.

gatos territoriales

¿Qué es el territorio felino?

Cuando en la etología se empezó a usar el concepto territorio se refería más a una superficie que comprendía el área vital típica de un animal, pronto se dieron cuenta que el territorio era el conjunto de zonas utilizadas para funciones muy precisas. El territorio felino es ahora entendido como un conjunto de campos territoriales, un espacio empleado por el gato que está dividido en un número variable de superficies destinadas a funciones concretas.

¿Cómo se divide el territorio de un gato?

 Campo de actividad. El gato tiene una actividad precisa en él, como puede ser cazar (o jugar), comer, hacer sus necesidades, etc. Dentro de un mismo campo suelen haber zonas distinguidas que no comparten actividades, por ejemplo: el espacio de comer con el de eliminar.

Campo de aislamiento. El gato utiliza este campo para retirarse y evitar el contacto. El más común es su espacio para dormir (que en gatos castrados puede ser compartido), pero también puede ser el campo de aseo o de lactancia. Algunos gatos menos socializados utilizan el campo de eliminación como campo de aislamiento.

Campo de agresión. De los tres, este es un campo que puede ser ocasional, ya que no hay zonas funcionales en él. El campo de agresión es en el que cualquier intrusión puede acabar en agresión por parte del gato. Por ejemplo, cuando un gato está herido puede tener una zona en la que no permite que nada ni nadie se le acerque.

Los campos están unidos por caminos que el gato va formando desde bien pequeño, y no suelen romperse a no ser que se vea forzado a ello.

Un gato en libertad tiene campos probablemente mucho más amplios que un gato doméstico, pero el gato doméstico también delimita estos campos en el espacio con  el que dispone.

Para que el gato pueda tener bien definidas estas zonas, nosotros también debemos colaborar. Es obvio que si le ponemos el rascador, el comedero, la cama y el arenero todo junto será más difícil para el gato establecer cómodamente sus campos territoriales.

¿De qué manera organizar el territorio de un gato en una casa?

El gato será quién se encargue de detectar qué zona le es más cómoda para cada cosa, pero hay factores que nosotros controlamos que le influyen, como sería el lugar en el que colocamos el comedero.

Intenta construir estos dos campos primordiales (actividad y aislamiento) con sus zonas específicas. Algunos consejos para hacerlo:

  • Coloca la comida y la bebida juntas, pero lejos del arenero (que debería estar en una zona menos transitada)
  • Habilita un espacio en el que él tenga sus juguetes, su rascador. Será el lugar de caza artificial para el minino
  • Permite un espacio para su descanso, un lugar en el que pueda relajarse. En nuestro caso es nuestra cama.

 ¿Dónde establece los límites del territorio un gato salvaje o en semi libertad?

El gato doméstico tiene definido ya sus límites por las propias paredes de la casa, pero los gatos que viven en semi libertad (salen y entran a la casa) o los gatos salvajes pueden ampliar más sus fronteras.

Hay muchos factores que influyen en los límites de los campos territoriales de los gatos, pero uno muy importante es la fuente de alimentación. La vida del gato rondará alrededor del lugar donde tenga comida (cubos de basura, animales, etc.) y, especialmente en el caso de los machos no castrados, la densidad de hembras también será importante para poner límites a su territorio.

Roger Tabor es un especialista en gatos que ha hecho numerosos estudios sobre las zonas de distribución de gatos salvajes, semisalvajes y domésticos.

Tabor afirma que los gatos macho suelen tener un territorio más amplio que las hembras. Y hay lugares en que machos comparten el mismo territorio, en estos lugares es donde puede haber conflictos entre machos no castrados que van en busca de hembras en celo.

¿El gato marca su territorio?

Sí, y lo marca tanto para los otros como para él. Es decir, hay señales que el gato emite para otros gatos, e incluso para los humanos u otros animales que vivan en su territorio, y otras señales las emplea como auto reconocimiento.

Las marcas principales que utiliza el gato son las visuales y las olfativas. Una manera habitual de marcar es mediante arañazos, por eso es importante que un gato doméstico tenga un espacio donde arañar como un rascador.

Otras muy conocidas, sobre todo porque son molestas para nosotros, son las marcas con orín. El gato en celo lanza una especie de pipí sexual contra superficies verticales, que además de emitir olor, dejan una marca visual. La manera en que los gatos suelen detectar estas marcas olfativas sexuales es mediante el órgano de Jacobson.

¿Qué función tienen las marcas de los gatos?

En ocasiones se interpreta que las marcas de los gatos están vinculadas a delimitar el territorio, pero no siempre es así.

Hay tres funciones relevantes que el gato cumple con las marcas

  • Marcas territoriales. Señalan la presencia de un ocupante del lugar
  • Marcas de alarma. Las suele emitir el gato cuando pasa por un período de estrés violento. Pueden ser de rechazo o de huida frustrada. Una marca de alarma típica es la emitida por los sacos anales
  • Marcas de identificación o de familiarización. El gato las emite sobre objetos y personas. A veces pueden ser cosas nuevas o personas desconocidas, o a veces lo hacen con algo que puede “haber perdido su olor”. La más habitual es restregar la parte lateral de la cabeza contra algo o alguien

¿Qué más utiliza el gato para marcar su territorio?

El gato también utiliza otros métodos de comunicación tradicional a través de los canales auditivo (con una gran variedad de sonidos) y visual (además de las marcas, utiliza posturas como encorvarse cuando va a lanzar el pipí sexual).

Fuente: http://www.cosasdegatos.es/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies