Ventajas de tener un gato castrado

banner_horoscopo

Los veterinarios normalmente suelen recomendar la castración de los felinos a partir de cierta edad por sus numerosas ventajas. Si aún no sabes qué cosas buenas puede aportar a tu gato su castración, no te pierdas el siguiente artículo sobre el mundo felino.

 Castrar a un gato puede costar según la clínica o la comunidad autónoma donde realicemos la operación entre 75 y 220 euros, sin embargo las ventajas que la castración de un felino puede tener para una mascota son múltiples, y muchas veces desconocidas. Hoy vamos a hablar precisamente de las ventajas más importantes de la castración felina, y su versión femenina, la esterilización.

Las ventajas de castrar un gato son las siguientes:

 Menos marcaje por orina

Con la operación, el sistema hormonal del animal se modifica, relajando considerablemente sus necesidades de marcar territorio frente a otros machos o hembras mediante la orina.

Menos fugas de casa

Al tener menos acentuadas sus necesidades sexuales, el gato dejará de salir de casa para ‘buscar compañías’, lo que mejorará la vida doméstica al mostrarse el animal más tranquilo y comunicativo con los miembros de la casa.

Menos peleas con otros machos gatos u otras razas

El gato ya no tiene motivos para pelearse con nadie, su nivel de posesividad o territorialidad baja considerablemente.

 Menos infecciones o enfermedades renales

Al retirar parte del aparato reproductor masculino se retiran, por tanto, zonas que suelen ser proclives a dar problemas de tipo infeccioso o tipo cancerígeno.

Menos enfermedades y problemas con la próstata

El caso de las hembras también es parecido y merece la pena centrarse en las pautas positivas que puede tener someter a las gatas a una operación de esterilización. Las ventajas de la esterilización en el caso de las felinas son las siguientes:

Elimina el celo

La gata ya no ovula ni menstrua y tampoco sufre el consiguiente celo que las pone un poco insoportables, rozándose y maullando por toda la casa.

No sufrirán embarazos psicológicos

Al perder su función reproductora, no sufrirán los siempre difíciles embarazos psicológicos.

Menos maullidos y llamadas de atención

La gata ya no necesita reclamar la atención masculina, por lo que se vuelve una gata más silenciosa.

Menos infecciones de útero y menos posibilidades de desarrollar cáncer

Por las mismas razones explicadas antes en el caso masculino.

Una esterilización femenina viene a costar aproximadamente entre 110 y 250 euros según clínica y comunidad.

fotos-migatoesunico-castrado

One Response

  1. Cristina Irene Perazzo 17 Enero, 2016

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies