Cómo puedo saber si mi gato está enfermo

banner_horoscopo

Los gatos, como las personas, tienen ciertos comportamientos que nos dan pistas acerca de su estado físico o emocional. Es muy importante que como dueños, estemos atentos al día a día de nuestro felino para detectar, cuanto antes, esas pequeñas anomalías que pueden ser pistas de posibles problemas de salud.

Dedicar tiempo a observar a nuestros gatos es una manera de prevenir enfermedades. Por mucho que los felinos sean animales más independientes, es falso el mito de que no requieran de cuidados y mucho menos de mimos. Es importante para la salud de nuestro gato pasar con él varios minutos al día, y además, observarle de reojo para detectar posible problemas de salud.

fotos-migatoesunico-como-saber-si-esta-enfermo

Como las personas, los gatos también tienen ‘comportamientos sospechosos’, que nos pueden dar la voz de alarma para llevar a nuestro felino a un veterinario. Esos comportamientos son:

No come de manera habitual

Cada dueño sabe cuánto y cómo come su canino. Los gatos suelen ser muy regulares con la cantidad de comida que ingieren. Cuando un felino altera sus comportamientos a la hora de ingerir alimentos suele significar que algo raro le está sucediendo.

El arenero es un caos: Tiene diarrea, o apenas tiene heces, y éstas son irregulares

Como son los dueños quienes deben intentar tener el arenero siempre limpio, no cuesta nada acostumbrarse a mirar la pinta que tienen las heces. Cualquier alteración prolongada suele ser una pista de que algo no va bien.

Más vómitos de lo habitual

Un gato por su manera de ser tan curiosa, suele ser habitual que ingiera su propio pelo, insectos, restos de algún animal que se encuentra y cosas así, por lo tanto suele vomitar alguna vez. Sólo debemos alarmarnos cuando esos vómitos persistan en el tiempo.

Bebe demasiada agua

Un gato suele beber 2 veces más de agua que la comida ingerida, por lo tanto es fácil darse cuenta si durante un periodo de varios días el gato bebe más agua de lo habitual. De hacerlo, es importante que lo llevemos al veterinario de inmediato

Tiene la nariz siempre húmeda

Tener la nariz siempre húmeda puede ser síntoma de algún problema de salud.

Descansa más horas de lo habitual

Un gato puede pasar hasta 16 horas del día durmiendo, por lo que darse cuenta de si un minino está durmiendo más de la cuenta no es fácil, sin embargo si lo notamos siempre en su cestita, apático y sin fuerzas, seguro que es un síntoma de que algo le pasa.

Tiene los ojos húmedos la mayoría del tiempo

En nuestro cepillado diario de su pelaje podemos incorporar la costumbre de mirarle de cerca los ojos para poder detectar el grado de humedad que tienen. Si están muy húmedos suelen ser señal de que quizá esté desarrollando algún problema de salud.

Irritabilidad y agresividad superior a la media

Al igual que le pasa a las personas, la enfermedad o ciertos problemas puntuales afectan al carácter y al humor del felino. Si el animal se encuentra raro o enfermo, su reacción será estar irritable y agresivo. Razón de más para llevarlo rápidamente a la consulta del especialista.

Pelaje opaco o sucio

Si el pelo de tu gato no está como siempre, si no brilla y está sucio es posible que algo no vaya bien.

Arisco y poco cariñoso

No es que los gatos sean súper cariñosos en el sentido de que te vean y se te tiren a darte besitos, pero es falso el mito de que los gatos son poco cariñosos. Nadie como tú conoce el carácter de tu felino y si notas que no está tan cercano o cariñoso como antes, plantéate que igual le ocurre algo.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies